Marisol Salanova: “La gente joven hoy se implica más. La huerta valenciana nos motiva.”

Marisol Salanova

Marisol Salanova (Valencia, 1982) es crítica de arte y comisaria de exposiciones. Actualmente escribe para Levante cada semana en su suplemento cultural Posdata y colabora con otros medios como Valencia Plaza, Arteinformado o Exitexpress. Codirige la editorial de ensayo de arte contemporáneo Micromegas y es autora del libro “Enterrados. El ocaso de los cuerpos” en el que habla de artistas que, estrechamente ligados a la naturaleza, se entierran a sí mismos para denunciar algún tipo de injusticia.

 Hoy, le llevamos al huerto:

– ¿Qué significa la huerta para valencia desde tu perspectiva? 

La huerta es parte del paisaje de nuestra ciudad, un pulmón que da vida y alimenta pero que se agota en la medida en que ha ido siendo marginada o arrasada por la especulación inmobiliaria las últimas décadas. Ahora, afortunadamente, vivimos un momento de concienciación al respecto.

Cada vez existen más huertos urbanos y revitalización de huertas abandonadas o cuyos agricultores son personas mayores que no tienen en quién delegar. La gente joven hoy en día se implica más, nos preocupa y motiva más (me incluyo) porque hubo una época en la que lo más común era dar la espalda a la huerta por ignorancia en lugar de apreciar que nuestra ciudad está rodeada de ella y merece conservación, un mejor trato, en tanto que es un bien ecológico que nos beneficia a todos, parte de nuestro patrimonio, y el sustento de muchos.

Largos años estuve sin escuchar que nadie se percatara de que consumíamos productos de agricultura procesada de forma irregular y procedente de otros países cuando nosotros teníamos esos mismos cultivos y sin embargo los agricultores se veían forzados a exportar lo suyo además a precios desastrosos. La economía en este sentido se fue degradando, pauperizando, sin industria ni agricultura visibles, hasta que la toma de conciencia surgió, me atrevo a decir que emergió de la necesidad y del haber tocado fondo.

Ahora es un tema del que frecuentemente hablamos quienes nos preocupamos por el curso de nuestra ciudad a todos los niveles y conocemos los crecientes canales de consumo responsable.

Todas las frutas y verduras que llevo a casa para cocinar, en mi caso, son del Mercat Central, tengo la suerte de vivir muy cerca y hasta cuento con un puesto favorito para ello, la parada de Folgado.

– ¿Qué relación o relaciones ves entre la huerta y la tecnología? 

En el mercado conoces de dónde viene lo que consumes, llamas a la gente por su nombre porque lo sabes, la atención es cercana y personalizada, reivindico el valor de esto, que no se pierda. Para quienes no tienen cerca un mercado hay aplicaciones móviles que permiten contactar directamente con el agricultor, conozco amigos que las utilizan con éxito, cada semana compran una caja con fruta y verdura directa de la huerta valenciana, me parece un avance, un modelo de sostenibilidad propiciado por el buen uso de las nuevas tecnologías y la aparición de startups que abordan la problemática ofreciendo soluciones de este tipo.

– ¿Formas parte de un huerto urbano? En caso positivo, ¿qué es lo mejor para ti? En caso negativo, ¿qué podría motivarte a hacerlo? 

Todavía no participo de un huerto urbano pero sí lo he estado sopesando en varias ocasiones y me he informado bastante.

Me gustaría contribuir porque me interesa recuperar y ahondar en esa relación con la tierra, con la naturaleza, tan compleja y reconfortante, con sus tiempos y sus múltiples posibilidades.

En cuanto a motivación la mía va en dirección Benimaclet porque su red de huertos urbanos creo que está organizada prudentemente y que son zonas en las que la calidad del aire es más pura que en el centro de la ciudad favoreciendo a los vegetales y a quienes trabajan en su cuidado. Me inclino a pensar que como respuesta al hecho de que la ciudad se extendiese hacia las huertas en unos años éstas emprenderán el camino inverso y se fusionarán con las áreas céntricas mejorando nuestra calidad de vida y afianzando la responsabilidad con el medioambiente, entre todos podemos construir una Valencia más verde, estoy segura y me emociona la perspectiva.

http://www.marisolsalanova.net

http://www.facebook.com/marisolsalanovaautora

@MarisolSalanova